Archivo de la categoría: Salud

Aplícate esta mascarilla de pepino y luce radiante

El pepino suele ser reconocido como ingrediente de ensaladas; pero además, se utiliza en la cosmética para realizar una variedad de tratamientos faciales. La razón es que: entre las propiedades del pepino se encuentra su capacidad para reducir ojeras y bolsas en la parte baja de los ojos, refresca y nutre la piel, ayuda a desaparecer manchas y cicatrices, etc.; para ello se realizan excelentes mascarillas.

 

La mascarilla de pepino ayuda principalmente a limpiar el cutis en profundidad, hidratando y reafirmando la piel. Realizarla es muy fácil, usando los pepinos muy maduros que tengamos en la nevera.

 

Preparación de la mascarilla de pepino

 

  • Ingredientes: un pepino maduro, una cucharada de leche en polvo, dos cucharadas de yogurt natural y una clara de huevo.
  • Se licúa el pepino hasta obtener el zumo y en un bol de cristal o cerámica se mezcla con el resto de los ingredientes utilizando una cuchara de madera. Se recomienda mezclar poco a poco para cuidar que la mascarilla no resulte tan líquida. Si esto pasa, agregue un poco más de leche en polvo para espesar.
  • La aplicación de la mezcla se realiza poco a poco con los dedos, realizando masajes circulares y extendiéndola por todo el rostro. Se deja actuar por 30 minutos.
  • En este punto tome una posición relajada y cómoda de manera que la mascarilla actúe sin inconvenientes.
  • Después de la media hora, se toma una toalla de algodón empapada en agua caliente para relajar y estimular el riego sanguíneo, se escurre y coloca sobre la cara, dejando actuar unos 20 segundos más. Retire la mezcla con la misma toalla.
  • Finalmente empape la toalla en agua fría para estimular el folículo y cerrar los poros, Se escurre y pasa por la cara para retirar lo sobrante.

Descubre más beneficios de la Lactancia Materna

La mejor forma de alimentar a un recién nacido es por medio de la Lactancia Materna, es un método que los organismos mundiales especializados en la salud recomiendan así como una gran cantidad de médicos especialistas.

Diversos estudios han descubierto que las dificultades para que una madre logre amamantar se deben a la poca difusión de información especialmente de sus beneficios. Es por eso que dedicamos este espacio para compartir algunas de las ventajas de alimentar a los bebés por medio de la lactancia.

Beneficios para las madres

De entrada el hecho de amamantar significa establecer el primer vínculo afectivo y permanente con los hijos, ese es uno de los grandes beneficios. En cuanto el tema de salud se ha comprobado que la lactancia genera un mecanismo de prevención contra el cáncer tanto de seno como de ovario, además es una excelente forma para regresar al peso original debido al gasto energético que se acumuló durante el embarazo.

La lactancia contribuye a la recuperación del útero, justo cuando el recién nacido comienza con las primeras succiones provoca que la hormona oxitocina se libere y favorece al desprendimiento de la placenta y así el útero regresara a su tamaño natural.

Otra gran ventaja se refleja en el bolsillo ya que no será necesario comprar fórmulas, un hecho que disminuye significativamente el gasto familiar.

Beneficios para los bebés

La leche materna contiene anticuerpos que lo protegen contra infecciones propias de su edad, además ayuda a también a evitar las alergias que pueden ocasionar tratamientos, visitas al médico y estudios.

El control de peso también es un factor que por medio de la lactancia se puede realizar, ya que desde pequeño va desarrollando la sensación de saciedad misma que se verá reflejada en su sano crecimiento.

Con respecto al desarrollo del intelecto y capacidad cerebral, hay algunos estudios que avalan este hecho, por medio de la lactancia los pequeños llegan a desarrollar un mejor IQ.

A largo plazo los beneficios se podrán notar en la vista, se ha demostrado que los lactantes son menos propensos a utilizar anteojos. Con respecto al sistema circulatorio, los adultos que recibieron leche materna tienen el nivel de colesterol bajo.

Beneficios para la familia

La hora en la que el bebé recibe su alimento, es un momento en el que se logra una verdadera convivencia, papá, mamá e hijos se unen para celebrar una actividad única e irrepetible.

Los bebés se sienten más protegidos y establecen una mayor confianza ya que está rodeado de sus padres. Si estás embarazada y deseas alimentar a tu bebé con leche materna, acércate con tu médico y resuelve todas tus dudas. No dudes en contactar a los profesionales, a indagar y a cuestionar, lo importante es que te sientas tranquila por esa gran decisión.

Ver más artículos

5 mejores consejos para tratar las estrías

La flacidez hoy en día es considerada un problema que afecta tanto a hombres como a mujeres, y generalmente aparece como consecuencia del sedentarismo, disminución considerable de peso, falta de ejercicio y otros factores más. A diferencia de otros problemas de tipo estético como es el caso de las estrías y las celulitis, mejorar la flacidez es mucho más fácil, ya que sólo es necesario fortalecer los músculos y disminuir grasa de la zona en cuestión. Es por esto que en lo que sigue te enseñamos los pasos para lograr solucionar la flacidez, que implica una rutina de ejercicios y una dieta.

Para que los resultados puedan alcanzarse lo antes posible y puedan perdurar en el tiempo, es importante cumplir con la rutina de ejercicios y la dieta de modo estricto.

Eliminar alimentos ricos en grasas y priorizar el consumo de agua

Lo primero que debemos hacer es eliminar aquellos alimentos que sean ricos en azúcar refinada o en grasas trans, ya que de esta manera se evita que se forme en exceso tejido adiposo, que es la responsable de la flacidez. En este sentido, se recomienda llevar una dieta con base de alimentos saludables, sin calorías vacías (que son las responsables del aumento de peso) que aporten nutrientes, vitaminas y minerales que son útiles para el metabolismo corporal.

El agua es fundamental en estas dietas, por lo que se recomienda poner énfasis en el consumo de las mismas, siendo lo recomendable un litro y medio a dos diarios.

Hacer una rutina de ejercicios determinada

El realizar una rutina de ejercicios específica, destinada a trabajar distintas partes del cuerpo, poniendo énfasis en aquellas que presenten flacidez. Lo recomendable es realizarlos determinados días a la semana, respetando los tiempos de descanso necesarios y así mismo cumplir con las repeticiones de cada una.

Cremas reafirmantes

Una buena opción es acudir al uso de cremas reafirmantes, de marcas reconocidas o las recomendadas que han sido corroborados por diversos estudios su eficacia. Es mejor si podemos buscar un asesoramiento de personas expertas en el tema, ya sea médicos clínicos o en los centros de salud estética.

Centros de estéticas: tratamientos específicos

Los centros de estética ofrecen una amplia gama de tratamientos destinados a tratar los problemas en la figura que aquejan a las personas comúnmente. Generalmente los tratamientos que ofrecen en estos centros no sólo tratan el problema de manera específica y utópica, sino que además permiten optimizar tiempos, aunque cuesten dinero. Es por esto que se la considera una opción secundaria y no necesariamente la primordial y básica.

Los resultados de los tratamientos específicos tienen la ventaja de obtener los resultados muy rápido, ya que éstos comienzan a notarse en cuestión de días. Además, para las personas que no cuentan con suficiente tiempo para hacer rutinas de ejercicio diario, es una opción ideal, ya que no requiere el esfuerzo de llevar a cabo un ejercicio exigente. Una de las opciones dentro de esta amplia gama de tratamientos posibles son el drenaje linfático, los tratamientos láser o la estimulación del músculo por medio de electrodos.

Evitar el sedentarismo y el no-movimiento

Por último, es importante evitar conductas sedentarias, ya que en caso de que se haya comenzado el camino de solucionar la flacidez, solo retrocederemos en los resultados logrados. En este sentido se debe reemplazar pequeños tiempos perdidos por una rutina de movimiento, sea deambular un poco en lugar de estar tirado, subir escaleras, andar en bicicleta. Esto debe aplicarse en acciones diarias, es decir barajar la posibilidad de ir caminando al trabajo en lugar de ir en colectivo, o tomar las escaleras en lugar del ascensor.