Razones para elegir césped sintético en vez de césped natural

 

Hoy en día, los jardines juegan un papel trascendental en la construcción y diseño de diversos espacios, no sólo son un lujo, sino que pueden constituirse como elementos necesarios en la estética de diversos edificios y espacios; esto se debe, principalmente, a que suelen otorgar color y vida a los sitios en los que se encuentran. A pesar de las ventajas que evidentemente se relacionan con la elección del pasto sintético, aún existe un considerable grupo de personas que prefieren la instalación de pasto natural; no obstante, los avances tecnológicos han permitido que en diversas áreas se prefiera cada vez más al césped sintético por encima de su homólogo natural. A continuación te presentamos algunas razonas para elegir el césped sintético por encima del césped natural:

  1. El césped sintético requiere de un bajo o nulo costo en su mantenimiento. Aunque es verdad que su instalación suele ser algo costosa, esto se equilibra a mediano y largo plazo. Por el contrario, el pasto natural necesitará periódicamente de mantenimiento; por ejemplo, tendremos que fertilizarlo, rellenarlo, regarlo, podarlo, etc., sólo para mantenerlo en buenas condiciones; y como sabemos, esto implica tiempo y dinero.

El césped sintético siempre mostrará una apariencia natural, aunque no necesitaremos de llevar a cabo en él los mismos cuidados que en el pasto natural, con él ahorraremos agua, esfuerzo, tiempo y dinero.

2. La vida del césped sintético es bastante larga, ya que no se desgasta con facilidad; a comparación, el pasto natural es demasiado sensible al desgaste por las actividades que se puedan practicar en él (de ahí que cada vez se emplee más en espacios deportivos como canchas de futbol o de golf), o bien, a los cambios climáticos y a los fenómenos naturales.

cesped artificial mexico3. El césped sintético siempre resultará más sustentable y amigable con el medio ambiente que el pasto natural; esto se debe a diversas razones; por ejemplo, en estaciones calurosas como primavera o verano, el césped natural necesitará de grandes cantidades de agua para mantenerse sano (verde y fresco), además de que usualmente se emplean pesticidas o herbicidas para la protección y el cuidado del pasto natural. Por el contrario, el pasto sintético nos permitirá ahorrar miles de litros de agua y sustancias como las antes mencionadas (que cabe resaltar, contaminan el suelo y el aire); además, te ahorrarás de los constantes problemas de plagas.

El césped sintético es bastante flexible. Para que crezca saludablemente, el pasto natural necesita de ciertas condiciones relacionadas con el tipo de suelo, la luz y el agua. Como sabemos, el pasto sintético puede colocarse prácticamente en cualquier sitio, sin importar si tiene acceso a agua, tierra o luz, y siempre se mantendrá en el mismo estado.

5. El desarrollo de la tecnología ha permitido que el césped sintético sea perfeccionado a tal grado que actualmente existen diferentes presentaciones de césped sintético bastante semejante al césped natural; además de que suelen ser suaves, resistentes y con una gama de colores atractivos entre los cuales podrás elegir.